Durante el año

CELEBRACIONES

– Durante el año

Feria del Queso y de artesanía

Se trata de una festividad que hay ido tomando fuerza con los años hasta convertirse casi en una tradición en Etxalar. Esta se celebra el primer domingo de junio y suele tener el siguiente desarrollo; Por la mañana se celebra el concurso de quesos y una exposición de artesanía en el frontón del pueblo además de algún evento de animación como exhibiciones o conciertos de músicos locales. Al mismo tiempo asociaciones culturales y particulares del pueblo aprovechan para realizar sus exposiciones, principalmente manualidades y aperos de labranza. Una vez elegidos los triunfadores del concurso de queso, se celebra una comida popular en el mismo frontón amenizada por músicos Por la tarde se llevan diferentes eventos culturales, que van variando en cada edición, para dar cierre al día.




Día del niño

Antiguamente la fiesta se celebraba el domingo posterior a la finalización del curso escolar. Hoy en día por su parte da comienzo desde el viernes anterior. El viernes, los alumnos de la escuela Landagian realizan una exposición de los trabajos realizados durante el curso y después realizan una serie de actuaciones. El domingo,  por su parte, el programa es más amplio. Por la mañana se puede volver a visitar la exposición de la Escuela Landagain. Al mediodía en el frontón se lleva a cabo la entrega de premios del concurso de cuentas y  tras esta una comida con todos los niños de la escuela. Tras la comida se celebran diferentes actividades tales como teatro, animación y juegos, variando cada año de espectáculo.


La hoguera de  San Juan

La localización de la fiesta se ha ido modificando con el paso de los años. Antiguamente los lugares en los que se hacía las hogueras estaban a las afueras del pueblo debido a que el fuego que se hacía entonces era de grandes dimensiones por los objetos (papeles y cartones) recogidos durante las semanas precedentes. Hoy en día, la fiesta se ha trasladado a la plaza y se han dado una serie de cambios. Hoy en día se organiza una merienda-cena popular (En la que cada uno aporta algo) y tras esta se hace la tradicional vuelta al pueblo al son de los cencerros y similares artilugios. Una vez finalizada se prenden las hogueras de la plaza para que los niños, jóvenes y adultos salten sobre ellos al son del los chistularis.




Domingo de Palomeras

Esta es una de las festividades más antigua de pueblo y se celebra el tercer domingo de octubre. Durante su historia, ha habido años en los que se organizaban eventos en la víspera de este día; conciertos, festivales, teatros, etc. Actualmente se siguen organizando eventos, aunque más sencillos. Por la mañana de este día, existe la costumbre de subir a las palomeras a ver el antiguo y singular sistema de caza de palomas con redes, y si hay suerte y el tiempo acompaña, ver si los palomeros son capaces de atrapar palomas con la redes. Por la tarde la fiesta del Domingo de Palomeras continúa en el pueblo. Hasta el anochecer suele haber una verbena en la plaza del pueblo y un puesto con venta de talos y bebida.


Olentzero

La víspera del día de navidad suele ser un día especial, sobre todo para los niños, ya que esa noche viene ¡Olentzero! a repartir regalos por las casas. La fiesta comienza por la tarde en la plaza del pueblo. Como es tradición el 24 de diciembre, se realiza un  pasacalle con Olentzero por el pueblo acompañado de los trikitilaris y txistularis del pueblo a los cuales acompañan los vecinos vestidos con atuendo típico de “baserritarras”. Durante el trayecto de hacen varias  paradas para cantar “Olentzero”. Una vez finalizada, se lleva el Olentzero a misa y se vuelve a cantar durante el transcurso de la misma. Tras esta, Olentzero se acerca a la plaza del pueblo donde se le vuelve a cantar por última vez. Para terminar la jornada los jóvenes músicos del pueblo realizan una actuación y se ofrece una merienda a los asistentes.




Ela-Ela

Desde primeras horas de la mañana del  último día del año, el día de Nochevieja, los niños se dedican a ir casa por casa y caserío por caserío pidiendo “urtatxa” (caramelos, fruta, galletas, dinero, etc.) cantando la canción de ela-ela. Como es tradición solamente se anda por la mañana y los niños van vestidos de “baserritarra”. Se trata de una tradición muy antigua en el pueblo en el que los más pequeños disfrutan un montón.